Vaca Muerta impulsa nuevos desarrollos inmobiliarios

Proyectos corporativos y residenciales asoman en la Ciudad de Neuquén y en Añelo al calor del aumento de la actividad del yacimiento.

De a poco pero a paso firme, las desarrolladoras de Buenos Aires se animan a nuevos mercados, con sus particularidades. Y Neuquén y Añelo, por su cercanía con Vaca Muerta, tienen las suyas, indispensables para comprender la demanda del lugar y responder a ella.

Newlink Capital puso en pie en Añelo hace casi 5 años, cuando Damián Lopo, socio de la firma, viajó con su equipo a conocer la zona. “Empezamos a seguir el fenómeno petrolero y vimos que las grandes empresas, que son las que extractoras de materia prima, cuentan con entre 400 y 500 compañías que brindan servicios adicionales. En general, éstas no tienen grandes bases. Muchos incluso se quedaban en casas de familia o se hospedaban en Neuquén Capital, con el costo que eso tiene: viajaban casi 3 horas por día por una ruta que en ese entonces era de doble mano”.

La llegada de la empresa a Añelo fue cautelosa. Primero, compró un edificio terminado “para evitar los riesgos constructivos y porque todavía no conocíamos del todo el mercado”, a través de un modelo novedoso: el crowfunding. “Buscamos inversores desde 1.000 dólares a través de nuestra plataforma Crowdium y les ofrecíamos una renta muy atractiva. De esta manera juntamos poco más de 2 millones de dólares en dos meses. El edificio no sólo estaba alquilado sino que además tenía un seguro de caución que garantizaba a los inversores una renta anual del 12% más la revalorización. Hoy se están cerrando operaciones en un 16 o 18% anual”, sostiene.

Con esta experiencia, la desarrolladora comprendió que el sitio ofrecía enormes posibilidades de crecimiento y que esto se podía lograr a través del crowfunding. De hecho, en unas semanas Crowdium lanzará la invitación a nuevos proyectos en Vaca Muerta para microinversores.

El buen resultado animó a Newlink a ir por más con la compra de un lote en el cruce de las rutas 7 y 17, que une la capital neuquina con la zona industrial. “Había un hotel en construcción que nosotros terminamos con capital propio y el aporte de inversores.

Lo llamamos ‘Las Marías’ y ahora está rodeado de un shopping, el casino, supermercado, y todo lo que necesitan los operarios”. El edificio está completamente alquilado y su éxito le permitió a la desarrolladora avanzar con tres proyectos más, dos de ellos en sociedad con Caputo Hermanos y Toribio Achával.

El último, Hanna Park, constará de 200 unidades con servicios de hotelería. Además, Lopo cuenta que, en conversaciones con empresas vinculadas a Vaca Muerta, notaron que a la mayoría de los trabajadores les costaba encontrar espacios de socialización. De ahí nació la idea de desarrollar un coliving con unidades de 17 m2 y una variedad de ambientes de uso común

4671771221745996
-->