trucha

Trucha a la navarra gastronomía típica

Un plato típico de la gastronomía española trucha a la navarra cuya preparación en la que se combina el pescado y la carne resulta de lo más suculenta e innovadora.

Ingredientes para  2  personas

Receta paso a paso

El primer paso es limpiar bien el pescado: Abre las truchas (pídelo así en la pescadería) y quita todas las víscerasLava con agua las truchas después de limpiarlas y sécalas bien tambiénAñade un poco de sal por los lomos del pescadoAñade dos lonchas de jamón serrano dentro de cada trucaEnharina las dos truchasColoca aceite de oliva en una sarténFríe en abundante aceite las truchasSaca el pescado y elimina los excesos de aceite en papel de cocinaPrepara unas patatas de acompañamientoSirve en un plato la trucha junto a las patatas y disfruta de la receta

Receta completa

Nos trasladamos hasta la gastronomía de Navarra para elaborar uno de sus platos tradicionales. Se trata de la trucha a la navarra, una receta que la llegó a mencionar hasta el propio Ernest Hemingway. Por tanto, vemos que se trata de una comida con mucha tradición, aunque también debes saber que existen innumerables, es decir, que van variando un poco en función del relleno de la propia trucha. Desde Bekia te vamos a contar cuál es la preparación más común de la trucha a la navarra, un pescado muy sano.

Elaboración completa de las truchas a la navarra

No te preocupes por la elaboración de la trucha, pues estás ante una receta de pescadomuy sencilla pero que a la vez te puede salvar en más de una ocasión. Este plato es ideal para cuando tengas invitados para cenar, eso sí, siempre que sean amantes del pescado. No tienes que ser ningún experto en gastronomía para elaborarla y te saldrá igual de bien que a cualquiera.

El primer paso que debes seguir en la preparación de la trucha a la navarra es limpiar bien el pescado. Esto te permitirá disfrutar del plato sin encontrarte con incomodidades a la hora de comerlo. Cuando vayas a comprarlo a la pescadería puedes pedir que te lo hagan. Simplemente indica que te las abran en forma de libro y las quiten las vísceras. Puedes hacerlo también tú mismo en casa, pero así te ahorrarás un paso que, además, no es muy agradable.

Una vez que tenemos el pescado limpio, podemos decir que tenemos la mayor parte de la receta hecha y también lista para cocinar. Eso sí, primero debes pasarlas por agua para quitar restos de sangre que puedan tener por dentro. También debes secarlas bien para que no salten cuando las friamos.

Coge las truchas y ábrelas un poco por la raja que han realizado en la pescadería. Añade un poco de sal en cada lomo para que cojan sabor, aunque no mucho, pues el ingrediente que vas a introducir a continuación ya es salado. Introduce dos lonchas de jamón serrano en cada trucha y ciérralas con dos palillos, evitando así que se puedan abrir y se salga. Añade sal por fuera de la trucha.

Las truchas se fríen a fuego medio para que se hagan bien por dentro

Las truchas se fríen a fuego medio para que se hagan bien por dentro

El siguiente paso, es añadir harina en un plato. Reboza bien cada trucha por esa harina y por ambas caras del pescado. Coge una sartén y añade bien de aceite de oliva virgen extra. Cuando el aceite esté caliente, puedes añadir las truchas y freírlas a fuego medio, para que queden bien hechas por dentro.

Lee también: Samsung Galaxy Tab A 10.1 diseño 2019

Cuando estén doradas y listas, apaga el fuego y saca las truchas. Colócalas en un plato con papel de cocina para conseguir eliminar el exceso de aceite y grasa que tengan. Mientras tanto, puedes aprovechar para preparar un acompañamiento, como pueden ser una patatas al ajillo, que darán otro toque al plato.

La preparación de las patatas también es muy sencilla, por lo que la dificultad del plato en conjunto no aumenta. En primer lugar, debes comenzar por pelar las patatas y cortarlas en rodajas no muy finas, de un centímetro. Coge otra sartén y echa aceite de oliva virgen extra (también puedes freír las patatas en la misma sartén de la trucha, pero antes de echar el pescado para que no coja sabor).

Puedes freír la trucha y las patatas en la misma sartén

Puedes freír la trucha y las patatas en la misma sartén

A continuación, añade los ajos picados y echa las patatas. Fríelas hasta que queden tiernas y doradas. Cuando queden un par de minutos para que estén listas, puedes añadir un chorrito de vinagre que darán un sabor más intenso a las patatas. Como recomendación, cuando las sirvas en el plato puedes añadir un poco de perejil espolvoreado que también ayudará a que estén todavía más deliciosas.

Por último, sirve en un plato una trucha junto a la guarnición de las patatas y disfruta de esta receta de truchas a la navarra, un plato tradicional de la gastronomía española.

Fuente: bekiacocina.com

promo
-->