Santoral: pasión y música por nuestra tierra

Santoral tiene un sonido propio que sus integrantes han generado gracias a su amor por Venezuela. El talento de este trío le ha permitido tener un lugar privilegiado en la música. Hoy suman 25 años de creación, que seguirán en aumento gracias a su compromiso con la generación de propuestas musicales y el desarrollo de proyectos culturales.

En 1992 un grupo de estudiantes del colegio Andrés Bello de Barquisimeto se unió para cantar música tradicional venezolana. Comenzaron como un quinteto de polifonía vocal, hoy son un trío, acompañado de una banda, conformado por Luis Alfonso Pernía, quien a sus 39 años de edad con su voz y acompañado de la guitarra aporta su sello, Luis Eduardo Pernía, con 29 años de edad, irradia con su voz y su talento en la percusión, y David Araujo, de 35 años de edad, demuestra su pasión por el cuatro y también su fuerza vocal.

El camino de Santoral

Santoral y su propuesta de música tradicional EL INFORMADOR 2
Luis Eduardo Pernía, Luis Alfonso Pernía y David Araujo son los integrantes de esta agrupación, que se ha planteado como objetivo, defender lo nuestro. Foto: Marhú McCormick (@marhu en Instagram)

El grupo surgió luego de que los ganadores del Festival de la Voz Bellista se uniesen para tocar y cantar golpes tocuyanos, así le dieron vida a la agrupación aunque carecían de un nombre. Los fundadores son Narciso Díaz, Alonzo Sanoja, Pablo Briceño y los hermanos Jorge y Luis Alfonso Pernía, quienes en diciembre de aquel año hicieron su primer show en El Tocuyo.

El nombre del grupo fue elegido debido al sincretismo religioso y cultural que envuelve la música folklórica venezolana, es bien sabido que hay géneros y temas dedicados a santos de la Iglesia católica.
Desde 1995 comenzaron a trabajar con músicos acompañantes y a la par grabaron su primer disco —con material 100% inédito— de la mano de Virgilio Arrieta, quien se convirtió en su padrino. “En ese primer disco contamos con compositores que escribieron temas que se adaptaron a nuestro concepto, éramos jóvenes con ganas de hacer música venezolana que buscábamos un nuevo sonido”, expresa Luis Alfonso.

Hoy acumulan ocho discos, producidos de manera independiente y con el apoyo de músicos venezolanos: ‘El Tiquiti Taqui del Tambor’ (1995), ‘Falta Por Cantarle a Tanta Gente’ (1998), ‘Juntos y También Revueltos’ (2001) —junto al Quinteto Barquisimetal—, ‘Andando Despacio’ (2004), ‘Cruzando Caminos’ (2006), ‘Más que Enamorao’ (2010) —que también contó con la grabación de un DVD en 2011—, ‘Encantan la navidad’ (2012) y ‘Nuevo Amanecer’ (2017).

“CON NOSOTROS HAN TOCADO DIVERSOS MÚSICOS, COMO BAJISTAS, PERCUSIONISTAS, BATERISTAS, PIANISTAS, EJECUTANTES DE INSTRUMENTOS DE VIENTO MADERA Y VIENTO METAL, FORMADOS EN DIFERENTES FORMATOS Y QUE ENCAJAN MUY BIEN EN EL CONCEPTO DE SANTORAL. ESO DEMUESTRA QUE EL PROFESIONALISMO ESTÁ POR ENCIMA DE LAS PERSONALIDADES”, SEÑALA LUIS ALFONSO.

En el andar de Santoral, unos de sus integrantes escogieron otros caminos, Alonzo lo hizo en 1996, Pablo en 1997 y Narciso en 1999, y otros convirtieron a la agrupación en su convicción: Jorge, Luis Alfonso y David, quien ingresó al grupo tras la salida de Pablo.

El trío entró en un proceso de reinvención en el año 2000, sumado a las salidas de sus miembros, dejó de trabajar con Virgilio Arrieta. Por lo que asumieron la música como un estilo de vida y la defensa de la cultura venezolana se convirtió en su fin, más allá de lo económico.

“Santoral es la posibilidad de mostrar un país con una cara diferente. Es una banda que te permite conocer y difundir la música de nuestra tierra para dejar un legado. Ese es nuestro trabajo loable, esa es nuestra esencia”, afirma Luis Alfonso.

El rumbo del grupo siguió y cosecharon éxitos importantes, como la nominación al Grammy Latino en 2011 a la categoría ‘Mejor Álbum de Música Folclórica’, a la cual también estaban nominados Eva Ayllón & Perú Negro, Jorge Pardo, Soledad Pasturotti y Mercedes Sosa, quien fue la ganadora.

Partir de la música venezolana

El 17 de noviembre celebrarán sus 25 años en Barquisimeto con un concierto en Lidotel. Foto: Marhú McCormick (@marhu en Instagram)

“Si bien el concepto tiene muchos componentes, si dejamos a un lado los elementos externos solo nos queda la esencia de lo venezolano”, explica David Araujo. Por ello, tratan de abarcar la mayoría de los géneros del país. Entre estos, el afrovenezolano, los ritmos larenses, orientales, zulianos, andinos y orientales, entre otros.

El trío tiene referentes nacionales como Carota, Ñema y Taja, Los Guarandinos, Los Golperos de Don Pío, Serenata Guayanesa, Cecilia Todd, Gualberto Ibarreto y Henry Martínez.

Aunque también tienen influencias musicales de otras latitudes como Niña Pastori y Soledad Pasturotti.
“Todos los cantantes que partieron de sus raíces y han logrado defender la música de su país son nuestros referentes”, aclara Luis Alfonso.

En sus discos se manifiestan sus influencias. David agrega que la primera producción fue un trabajo tradicional que produjeron entre las cinco voces, luego en ‘Falta Por Cantarle a Tanta Gente’ se demuestra que los grupos vocales representaron los referentes en dicha propuesta además de arreglos más complejos.

‘Juntos y También Revueltos’ trajo un sonido diferente incluso experimental porque fue producido y grabado junto a un quinteto de vientos metales. En sí, fue una mezcla de la música académica con la tradicional. “Estábamos buscando experiencia y un sonido característico”, afirma.

Más allá de nuestras fronteras

Gracias a su propuesta Santoral ha estado presente en escenarios internacionales, donde han resaltado la pasión por su tierra y han compartido experiencias con cultores y artistas destacado del mundo: Escocia en 1998, Alemania en 2000, Aruba en 2007, Estados Unidos y Puerto Rico en 2011, luego de este año, conocieron todos los rincones de Venezuela con su música, fueron nominados a los Premios Pepsi Music y ahondaron en procesos de estudio musical.

Un nuevo amanecer

La carrera de la banda entró en auge, y de nuevo, otra reinvención.

En 2014 dadas las circunstancias sociales y políticas de Venezuela, el trío compuso ‘Mi Bandera’, un tema que expresa el afecto por el país. Posteriormente, en 2015 inició el proceso de creación de otra producción discográfica.

Durante 2016 Jorge Pernía emprende otros proyectos y en su lugar ingresó su hermano Luis Eduardo.
‘Nuevo Amanecer’, el último disco de la banda vio la luz en 2017; pero el trío decidió bautizarlo en 2018 con un par de conciertos, el primero se efectuó el 1° de noviembre en el Teatro Premium de Los Naranjos, Caracas.

El segundo concierto será en su ciudad natal: Barquisimeto. Todo está listo para que el próximo 17 de noviembre la atmósfera del Gran Salón de Lidotel se llene de música.
La última propuesta de Santoral tiene 13 temas y cuenta con tres productores: Fernando Valladares, Agelvis Sánchez y Deiby Rangel.

“Cada uno de los productores, por su cuenta, pudo captar lo que queríamos reflejar. ‘Nuevo Amanecer’ es un disco que incluye música afrovenezolana, como sangueos, gaita de tambora, golpe larense, calipso, parranda, quichimba y tambores de San Millán, Patanemo, Areagua y Caraballeda”, cuenta Luis Alfonso.
Mientras Luis Eduardo añade que es un disco ecléctico, cargado de una amplia variedad sonora. Así han construido su sonido característico.

“Creo que es muy difícil decir que logramos un sonido propio pero estamos muy a gusto con lo que estamos haciendo”, concluye David.

Con sus objetivos claros y la pasión intacta por producir música, abrazan al éxito y la vida.

Jesús Alí Oviedo – El Informador