San Juan se celebra en Madrid al estilo de Barlovento

La emocionante presentación de Betsayda Machado y la Parranda El Clavo,  que tuvo  lugar este domingo en el  conocido Café Berlín de Madrid,  vino a coincidir  con la víspera de San Juan, la fiesta grande de la tradición afrocaribeña  en Venezuela.  

La agrupación, además de contagiar al público su ya  proverbial energía, efectuó un recorrido por los diversos ritmos de  Barlovento  al son de los instrumentos  característicos de la zona. Si  para los venezolanos resultó  entrañable el reencontrar los sonidos propios de su país  en el quitiplás, el  tambor redondo o el culo’e puya,  los españoles vivieron una grata experiencia al descubrirlos.

Hubo cantos para Santa Rosa de Lima, patrona de El Clavo, la población que  da nombre al grupo musical, y obviamente para San Juan Bautista. Pero también se cantaron las vicisitudes de la esclavitud, los episodios de la vida cotidiana, el amor por el propio terruño y  los deseos de un borracho. Cuando al concluir la presentación el  público reclamó  un encore,  la agrupación quiso interpretar Sentimiento, el canto que describe la situación actual de Venezuela, y que ellos comparten con un matiz claramente denunciativo,  sinceramente compungidos por lo que ocurre en el país.

El concierto, motorizado  por Zuly Perdomo, una mujer conocida por su quehacer en el mundo de la música tanto en Venezuela como en España, contó además con un invitado de lujo: Carlos Tález, el venezolano que desde hace más de dieciséis años viene realizando una importante labor de divulgación de la música  y las costumbres venezolanas, al tiempo que continúa con la interpretación y explora las posibilidades de fusión con otros estilos e instrumentos.

La presentación acabó por levantar de sus asientos al público, que se dejó llevar por la música para bailar inspirados por la cintura de Nereida Machado, bailadora oficial del grupo.

La Parranda El Clavo es probablemente uno de los grupos  que con más pureza conserva las tradiciones costeras del estado Miranda. Durante mucho tiempo sus integrantes alternaron sus  ocupaciones con lainterpretación, dando a conocer la música con la que desde muy temprano habían estado en contactoa través de sus portentosas voces y su talento. Hoy en día entre ellos se encuentran, por ejemplo, un profesor de Educación Física ya retirado,  una enfermera jubilada o un recolector de cacao. Y qué decir de la poderosa voz de Betsayda que, aun habiendo incursionado en otros géneros, continúa prodigándose como una de las más extraordinarias embajadoras de la música tradicional venezolana.

Fotografías: Alfredo Peña Martínez

Instagram: @alfredopm73

4671771221745996 -->