Las 9 prohibiciones de la reina Letizia a sus hijas

A pesar de su origen humilde, Doña Letizia es una de las reinas más estrictas de toda Europa, por esta razón sus hijas la princesa Leonor y la infanta Sofía tienen una curiosa crianza.

Las pequeñas no tienen la misma vida que tienen los demás mortales, pues además de tener derechos, también tienen obligaciones, y sobre todo, prohibiciones.

Estas son las 9 prohibiciones más curiosas y sorprendentes de la Reina Letizia a sus hijas.Algunas prohibiciones pueden ser normales para algunos padres estrictos, pero otras, sobrepasan toda lógica, sobre todo las que están relacionadas con el colegio.

Así es la crianza de las hijas de Doña Letizia

La Reina Letizia obliga a sus hijas a dormir temprano

La Reina Letizia manda a Leonor y Sofía acostarse a las 9 de la noche, una hora muy temprana en la cual incluso a veces es de día.

Su objetivo es enseñar disciplina, cuidar su salud y también, madrugar para aprovechar todo el día. Eso sí, por lo que parece esto es solo durante los días laborables, y que los fines de semana, hay algo más de manga ancha.

Prohibida la televisión los días de diario

La televisión forma parte de la vida de todos, pero no así de la Princesa y la Infanta. Ellas tienen prohibido ver televisión los días de diario, ni siquiera ver Los Simpson a la hora de comer o ver el telediario. De este modo, se demuestra la dura educación de Letizia, la cual incluso puede pecar de ser demasiado soberbia.

Sin Internet de lunes a viernes

La princesa Leonor y su hermana la Infanta Sofía, no dejan de ser niñas de nueva generación, las cuales se criaron siempre con nuevas tecnologías. Teniendo en cuenta que todos los niños de su edad están conectados todo el día, esta prohibición de la Reina Letizia es sorprendente, pues el Internet, el móvil, y la tablet están prohibidos los días de diario.

De nuevo, Letizia es algo flexible y deja que se diviertan el fin de semana, aunque con ciertas limitaciones de horarios y páginas. Al igual que con la televisión no pueden ver el canal que quieran, con el Internet pasa algo similar.

La obsesión de la Reina Letizia por la intimidad de sus hijas

La Princesa Leonor es la heredera de Europa que menos apariciones públicas hace, pues la Reina Letizia siempre se preocupa mucho de la intimidad de sus hijas, evitando incluso que se saquen fotografías en los medios, poniéndose delante de las cámaras.

Nada de móviles

La Reina Letizia impuso varias condiciones en el colegio de sus hijas, siendo la más destacada la de no poder usar móviles en todo el centro.

La razón es de nuevo, respetar la intimidad de sus hijas al máximo. Sin embargo, esta medida ha molestado mucho a los padres de los hijos del colegio, porque aparte, la heredera y su hermana van custodiadas por seguridad a todas partes, además de poner vallas enormes en el colegio.

No comen golosinas

A todos los niños les gustan las golosinas, aunque no sean muy saludables. Sin embargo, la Reina Letizia tiene vetadas las golosinas de la dieta de las niñas, las cuales sólo las consumen de forma muy ocasional. Esto se hace para evitar las caries y la obesidad, que lo lleva al extremo.

Es más, incluso en los cumpleaños, las golosinas están prohibidas, y se comenta que cada una se lleva su propia comida al cumpleaños al que van.

Los problemas con la Reina emérita

La Reina Emérita y la Reina no se llevan bien, y eso se pudo ver en la escena que montaron en la iglesia aquella vez. Aquí, se pudo ver que las niñas tienen restricciones para ver a su abuela, y también para hacerse fotos libremente.

Se comenta que todo empezó debido a que la Reina Emérita Sofía, lleva siempre bolas de anís en el bolsillo, y era muy de darle caramelos a sus hijas, como todas las abuelas. Sin embargo, esto nunca ha gustado a la Reina, y ese fue el principio del fin de su relación.

La preocupación por la educación de ambas

La Reina siempre está pendiente de que sus hijas saquen buenas notas, pues no quieren a otro Froilán en la familia. De este modo, siempre se encargan de hablar con su tutor de forma regular, muy regular.

De este modo, en vez tener una reunión por trimestre como hacen todos los padres, el tutor de cada una de las niñas debe ir por casa una vez al mes, a hablar sobre la Reina acerca de los progresos de su hija. Eso sí, las niñas son buenas estudiantes de momento, así que no hay problema alguno, ni bronca.

La educación especial de Leonor para ser Reina

Aunque ambas hijas reciban una educación muy estricta, Leonor recibe una educación ligeramente diferente. A menos que estalle una república o pase algo raro, ella será reina, y de este modo, debe tener una educación algo más estricta que su hermana.

Leonor, al igual que su padre, su abuelo, y todos los herederos, reciben una formación para ser reyes, con normas de protocolo, idiomas, diplomacia y otras funciones que se le exigen al monarca. Para que luego digan que no hacen nada.

Fuente: Merca2.es

-->