La Policía investiga si las nuevas pateras se fabrican en España

Los indicios apuntan a que estas barcas de goma, con mayor capacidad y mucho más rápidas, se han estado enviando a las mafias en Marruecos

La Policía Nacional investiga si las nuevas embarcaciones que están siendo utilizadas por los emigrantes para cruzar en Estrecho están siendo fabricadas en España. Los indicios apuntan a que estas barcas de goma, con mayor capacidad y mucho más rápidas que las habituales pateras, se han estado enviando a las mafias en Marruecos, país del que parten la inmensa mayoría de las más de 64.000 personas que llegaron en 2018 a España de forma irregular.

Las redes criminales que trafican con inmigrantes y refugiados en Marruecos pusieron en alerta a las autoridades el pasado mes de diciembre. Desde esa fecha, comenzó a caer el número de barcas de juguete con remos, que apenas podían transportar pocas personas, y se incrementó la llegada de embarcaciones de goma con mayor capacidad, según confirma Frontex, la agencia europea de gestión y coordinación de fronteras.

La información reservada que manejan autoridades españolas y comunitarias, a la que ha tenido acceso EL PAÍS, va más allá y señala que esas barcas, “de calidad superior”, que pueden cubrir grandes distancias en un espacio de tiempo mucho menor, se fabrican “aparentemente” en España. Estas lanchas, más parecidas a las que salen de Libia para conseguir alcanzar las costas italianas que las que normalmente se interceptaban en el Estrecho, se han estado enviando a Marruecos a través de un único distribuidor.

La información enviada a agentes europeos asegura que Frontex preparó un análisis sobre este tema y lo compartió con las autoridades españolas y con la Europol para que tomasen medidas. La agencia ha evitado mencionar el posible origen español de las embarcaciones y ha remitido a los responsables españoles para que aporten más detalles. Fuentes policiales se han limitado a confirmar que existe una investigación en curso.

El uso de nuevas lanchas más potentes es otra de las estrategias de las mafias que trafican con seres humanos en las rutas migratorias para continuar explotando a los migrantes que se juegan la vida para llegar a Europa. Las redes criminales buscan constantemente cómo sortear el control cada vez más sofisticado de las autoridades fronterizas. Los traficantes que operan en Marruecos “han estado diversificando rutas, lugares de embarque así como de desembarco para evitar interceptaciones”, según Frontex.

La agencia da más detalles sobre las estrategias de los criminales en un informe anual que analiza los flujos migratorios que llevan a Europa y cuya presión se ha trasladado a la ruta que lleva a España, tras el cierre este verano de los puertos de Italia y Malta. Según este documento, los traficantes coordinan varias salidas simultáneas desde diferentes puntos de la costa para desbordar la vigilancia, alteran rápidamente los puntos de embarque y usan hasta barcas nodrizas para asegurarse las salidas desde países del norte de África, así como garantizar el desembarco en suelo europeo.

A pesar de los esfuerzos de coordinación de los responsables del control fronterizo, mantiene el informe, continúan llegando barcos clandestinos al sur de España, Cerdeña, Sicilia y las islas del este del mar Egeo.

Fuente:elpais.com

-->