La justicia prohíbe a Trump negar el derecho al aborto a menores migrantes

La Corte de Apelaciones de Washington DC ha bloqueado este viernes la decisión del Gobierno de Donald Trump de negar el derecho al aborto a las inmigrantes menores de edad encerradas en centros de detención federales.

La opinión unánime de los jueces es que el Gobierno no está obedeciendo así una sentencia de la Corte Suprema, como asegura, puesto que ésta ha “determinado y re-determinado que la Constitución protege el derecho de la mujer a decidir”.

“Y no tenemos el derecho de diluir libremente un derecho constitucional”, añade la sentencia, “para disuadir a otros [inmigrantes] de perseguir una vida mejor en este país”.

Ahora el Gobierno podría pedir que el pleno de la Corte de Apelaciones revise esta decisión, o llevar la cuestión directamente a la Corte Suprema, donde los conservadores tienen mayoría tras el nombramiento de dos magistrados por Trump, según reporta la web informativa BuzzFeed News.

El caso se inició en octubre de 2017, cuando una migrante adolescente bajo custodia federalacudió a la justicia para reclamar su derecho a abortar. Las autoridades migratorias habían dado a la joven, de 17 años, la opción de ser deportada y buscar un aborto en su país, o permanecer detenida sin abortar.

Una juez de distrito prohibió al Gobierno que le negara el derecho al aborto a la mujer, puesto que legamente cualquier ciudadana estadounidense en esas circunstancias podría haberlo practicado. La Corte de Apelaciones refrendó esta decisión, pero la Corte Suprema la anuló. Sin embargo, los magistrados no cerraron la puerta a otras reclamaciones similares en tribunales inferiores.

Hay al menos 12 adolescentes que han solicitado información o acceso a abortos, según la Unión Americana de Libertades Civiles (ACLU, en inglés). Ahora, con la decisión de la Corte de Apelaciones, el caso podría regresar a la Corte Suprema.

Ahora se sienta en este tribunal Brett Kavanaugh, que ya participó en este asunto cuando era juez en la Corte de Apelaciones de Washington y se mostró contrario al derecho de la adolescente al aborto.

Ese ejemplo fue usado por activistas para indicar que, una vez en la Corte Suprema, Kavanaugh podría intentar recortar el derecho al aborto para todas las mujeres estadounidenses. Este derecho no está protegido directamente por la Constitución sino por una decisión histórica de la Corte Suprema, así que otros dictámenes de esta misma corte podrían recortarlo o incluso eliminarlo.

La menor afectada por el primer caso pudo abortar antes de que la Corte Suprema rescindiera la decisión inicial de la juez.

-->