La influencia de la cultura en la conducta del consumidor

En virtud de la naturaleza amplia de la cultura; esta requiere de un estudio detallado, incluyendo factores como: el idioma, leyes, religiones, costumbres de alimentación, música, arte, tecnología, patrones de trabajo y todos esos elementos que le dan a una sociedad su peculiaridad. En cierto modo la cultura es la personalidad de una sociedad.

En tal sentido se denomina cultura, como la suma total de creencias, valores y costumbres aprendidos que sirven para dirigir el comportamiento del consumidor de los miembros de una sociedad particular.

Los componentes de creencias y valores en esta definición se refieren a los sentimientos y las prioridades acumuladas que los individuos tienen respecto a las “cosas” y las posesiones. De manera más precisa, las creencias consisten en un gran número de enunciados mentales o verbales que reflejan el conocimiento y la evaluación acerca de algo; en este sentido los valores también son creencias.

Sin embargo, los valores se distinguen de otras creencias porque cumplen con los siguientes criterios: son relativamente pocos, sirven como una guía de comportamiento culturalmente aceptado, son duraderos o difíciles de cambiar y son ampliamente aceptado por los miembros de la sociedad.

Así pues, en un sentido amplio, tanto los valores como las creencias son imágenes mentales que afectan un amplio rango de actitudes específicas, las cuales, a la vez, influyen en la manera en que una persona responde a una situación específica. En contraste con las creencias y los valores, las costumbres son modos abiertos de compartimiento que constituyen manera culturalmente aprobadas o aceptadas de comportarse en situaciones específicas. Las costumbres consisten en el comportamiento diario y rutinario.

La mano invisible de la cultura.

Las repercusiones de la cultura son tan naturales y automáticas que su influencia en el comportamiento generalmente se da por sentada. Por ejemplo, cuando a una persona le preguntan a una persona sobre por qué hace ciertas cosas, a menudo contestan: “por qué es lo correcto” Esta respuesta, que pareciera superficial, refleja en parte la influencia tan arraiga de la cultura en nuestro comportamiento.

A menudo, solamente nos volvemos conscientes de cómo la cultura ha moldeado nuestro comportamiento cuando nos vemos expuestos a personas con diferentes costumbres o valores culturales. Así pues, una verdadera apreciación de la influencia que la cultura tiene en nuestra vida requiere cierto conocimiento, de, por lo menos, otra sociedad con características culturales distintas.

Msc. Julio Cesar Vargas

Twitter:@jvargaslara

Facebook y correo electrónico: jvargascalles@gmail.com

Instagram: @jvargascalles30

-->