He Jiankui recibe sentencia por modificar ADN de bebés

Un científico chino que ayudó a crear los primeros bebés editados genéticamente del mundo fue sentenciado a tres años de prisión.

He Jiankui conmocionó al mundo en 2018 cuando anunció que las gemelas Lulu y Nana habían nacido con ADN modificado para hacerlas resistentes al VIH, lo cual había logrado usar con la herramienta de edición de genes CRISPR-Cas9 antes del nacimiento.

He, profesor asociado de la Universidad de Ciencia y Tecnología del Sur en Shenzhen, dijo en ese momento que estaba “orgulloso” del logro. Más tarde afirmó que una segunda mujer estaba embarazada como resultado de su investigación.

Pero muchos de sus colegas lo condenaron y el experimento fue etiquetado como “monstruoso”, “poco ético” y un “gran golpe” a la reputación de la investigación biomédica china.

Muchas personas dentro de la comunidad científica plantearon preocupaciones éticas, incluido el nivel de consentimiento que había obtenido de los padres de los bebés y el nivel de transparencia en torno a la edición de genes.

El lunes, el Tribunal Popular del Distrito de Shenzhen Nanshan lo sentenció a tres años tras las rejas y una multa de 3 millones de yuanes (US$ 430.000), informó la agencia estatal de noticias Xinhua de China.

Según los hallazgos del tribunal, He se dio cuenta de las posibles ganancias económicas de la tecnología de edición de genes de embriones humanos en 2016, informó Xinhua. Trabajó con dos investigadores médicos, Zhang Renli y Qin Jinzhou, para utilizar la tecnología de edición de genes para producir bebés resistentes al VIH.

“El tribunal sostuvo que los tres acusados no lograron obtener la calificación de un médico y buscaron ganancias, violaron deliberadamente las regulaciones nacionales relevantes sobre investigación científica y gestión médica, cruzaron la línea final de la ética científica y médica y aplicaron precipitadamente tecnología de edición de genes para medicina reproductiva asistida por humanos e interrumpieron el tratamiento médico”, informó Xinhua.

“La naturaleza de su comportamiento es grave y ha constituido el delito de práctica médica ilegal”.

Zhang fue sentenciado a dos años de prisión y multado con 1 millón de yuanes (US$ 143.000), mientras que Qin recibió una sentencia suspendida de un año y seis meses de prisión y una multa de 500.000 yuanes (US$ 71.600). Según Xinhua, los tres acusados se declararon culpables en juicios que se cerraron al público para proteger la privacidad individual.

Según los informes, a los tres acusados también se les ha prohibido participar en servicios de tecnología reproductiva asistida por humanos de por vida.

La edición de los genes de embriones destinados al embarazo está prohibida en muchos países, incluido Estados Unidos. En el Reino Unido, los embriones solo pueden editarse con fines de investigación con una estricta aprobación regulatoria.

Se desconoce si el procedimiento es seguro o, si se usa en el embarazo, si puede tener consecuencias no deseadas para los bebés más adelante en la vida o para las generaciones futuras.

4671771221745996 -->