En medio del derrumbe del consumo, sube más de 4% la venta de yerba

El consumo masivo cayó 7,6% en los primeros 9 meses del año. Pocos artículos se salvaron del derrumbe.

En tiempos de crisis y caídas de mercados, el sector yerbatero logra sostener el consumo. En los primeros nueve meses de este año las ventas totales (mercado interno más exportaciones) se incrementaron casi 2,8%, lo cual equivale a 6,5 millones de kilos más que en el mismo período de 2018.

El mayor repunte provino del mercado interno, ya que las exportaciones arrancaron tibias y recién se activaron en los últimos meses. Los industriales estiman que cerrarán el año con un volumen similar al del año pasado: unos 43 millones de kilos despachados al mundo.

Las estadísticas del Instituto Nacional de la Yerba Mate (INYM) son el mejor reflejo de lo que sucede con la actividad, uno de los pilares de la economía de Misiones y el Nordeste correntino.

Hasta fines de septiembre, los molineros declararon la salida de 207.826.969 kilos de yerba mate empaquetada con destino a las cadenas de comercialización argentinas, frente a los 199.319.790 de los primeros tres trimestres de 2018. Esos 8,5 millones extras implican un incremento de 4,25% en volumen. Es una suba extraordinaria si se tiene en cuenta que en el mismo lapso el consumo masivo en general cayó 7,6%, según la consultora Scentia. La yerba atraviesa todos los niveles socioeconómicos y fue uno de los productos a los que el Gobierno le quitó el IVA.

En cuanto a los despachos al exterior, se esperaba que este año se rompiera el récord que se logró en 2018, cuando salieron por los puertos poco más de 43 millones de kilos. Los industriales estimaban un nuevo incremento del 10% en las exportaciones, pero ahora esa cifra fue revisada y la expectativa es empatar la cifra de 2018.

Es que los envíos fueron muy bajos en los primeros meses de 2019 y recién en el último cuatrimestre comenzaron a repuntar. Igualmente, a esta altura del año las ventas están un 6,3% por ciento abajo.

Hasta fines de septiembre, el mercado externo requirió 31.235.694 kilos, lo cual implica una merma de 1.986.315 kilos respecto de idéntico período de 2018.

Si se toman las ventas totales realizadas por el sector en los primeros nueve meses del año, el aumento de la demanda fue de 6.520.860 kilos de yerba mate.

El incremento en la demanda hizo que durante el año muchos secaderos pagaran a los productores primarios por encima de precios de referencia establecidos por el INYM.

En abril pasado, la Secretaría de Agricultura había laudado en 11,55 pesos el kilo de hoja verde de yerba mate; y en 43,89 pesos la canchada (seca, sin moler) para el período de cosecha gruesa. Los nuevos valores escalaron un 37,5% respecto de octubre de 2018, pero no fue la única recomposición que hubo para los yerbateros. Es que en octubre, el directorio del INYM resolvió que el precio de referencia para la materia prima pasara a 15,25 pesos, y 58,10 para la yerba seca y lista para moler, lo cual representó un incremento del 32% más.

NE

4671771221745996 -->