EN EL INFINITO NO HAY REFUGIO

Este  miércoles 29 de enero tendrá lugar la presentación del más reciente poemario de Antonino Nieto Rodríguez: En el infinito no hay refugio, un título que gravita a modo de advertencia en torno a todos  aquellos que, sacando partido de su posición, se alimentan de las miserias de otros, o hacen caso omiso de ellas.

Antonino es poeta, videoartista, actor y  creador de espectáculos en los que aúna poesía, artes plásticas, circo, ballets, orquestas sinfónicas. Sus obras se han visto en festivales de Alemania, España y Portugal, en diversas universidades, foros culturales, cementerios, plazas públicas y bares. Es colaborador habitual en diferentes programas de radio, revistas culturales y libros colectivos.

Dotado de una profunda sensibilidad que lo ha llevado a comprometerse política y socialmente, es autor, entre otros, de los poemarios Dibujas ausente, La voz del escorpión, Un fantasma perfecto, Toda la carne y el infinito, Escaleras del aire y  El ojo del abismo toma de la mano el arco iris, así como un libro doble de artista con ilustraciones y diseño de Antonio Lenguas: Sudor del agua/la edad del tiempo.

Antonino Nieto Rodríguez

Como antólogo ha publicado también la Guía viva de ortodoxos y heterodoxos en la poesía contemporánea gallega (apuntes para no disolverse en la común semilla del tiempo), Las mejores historias de amor (o como rompimos la muerte a besos), Los mejores poemas de amor (pequeños fragmentos del corazón que nos ríe), “Amores infieles en el salón de las voces vírgenes”, “La primera vez… que no perdí el alma, encontré el sexo”, “Inmortal amor mortal… de la ceniza la máscara”, “Amour fou… ebrio desván de amores locos”, “amores de ficción… bendita recompensa” e  “imposible no comerse (en el volcán de los amores canallas)”.

La presentación de la obra se efectuará en  el prestigioso  Ámbito Cultural de El Corte Inglés, ubicado en la madrileña plaza de Callao,  un espacio cuyas puertas se han abierto  más de una vez para los venezolanos gracias a la intervención de Antonino, quien es miembro del equipo que gestiona exitosamente  ese lugar.

 Quizá nos suenen dolorosamente próximas sus palabras: “hablamos de evolución, de democracia, de solidaridad…: de amor. Este poemario, para no mentirse ni engañarse con la verdad que nos ha sido dada o, para mayor escarnio, impuesta contra nosotros por nosotros mismos, rompe leyes, apuestas, credos y demás felaciones del corral de la farsa: sabe muy bien quién en él se acuna, o escribe, que en el infinito no hay refugio”.

Cortesía

4671771221745996
-->