El cáncer anal está aumentado en EE.UU., según estudio

Los casos de cáncer anal y las muertes están aumentando dramáticamente en Estados Unidos, especialmente entre las personas mayores y los hombres negros jóvenes, según un nuevo estudio.

Los investigadores examinaron las tendencias en los casos de cáncer anal durante aproximadamente 15 años e identificaron alrededor de 69.000 casos de cáncer anal y más de 12.000 muertes durante este tiempo.

“Nuestros hallazgos sobre el aumento dramático en la incidencia entre los millennials negros y las mujeres blancas, el aumento de las tasas de enfermedad en estadios distantes y los aumentos en las tasas de mortalidad por cáncer anal son muy preocupantes”, dijo en un comunicado el autor principal del estudio, Ashish A. Deshmukh, profesor asistente en UTHealth School of Public Health. “Dada la percepción histórica de que el cáncer anal es raro, a menudo se descuida”.

La enfermedad en etapa distante es cuando el cáncer se ha diseminado a otras partes del cuerpo.

De 2001 a 2015, los casos del tipo más común de cáncer anal aumentaron un 2,7% por año, mientras que las tasas de mortalidad por cáncer anal aumentaron un 3,1 % por año de 2001 a 2016.

El estudio, publicado en el Journal of the National Cancer Institute, “da cifras a una tendencia que parece estar ocurriendo en la última década”, dijo la Dra. Virginia Shaffer, cirujana colorrectal y profesora asociada del Instituto Winship de Cáncer de la Universidad de Emory. “En ese sentido, nos da números de lo que ya estábamos esperando”. Shaffer no participó en el estudio.

Cáncer relacionado con el VPH

El cáncer anal ocurre donde termina el tracto digestivo. Es diferente del cáncer de colon o recto y es más similar al cáncer cervical.

El subtipo más común de cáncer anal es el carcinoma de células escamosas, causado por el virus del papiloma humano, conocido como VPH.

Más del 90% de los casos de cánceres anales están asociados con el VPH, según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE. UU. (CDC, por sus siglas en inglés).

La detección del cáncer anal se ha implementado para algunos grupos de alto riesgo, pero los autores del estudio argumentan que sus hallazgos sugieren que “se deben considerar esfuerzos de detección más amplios”. Pero también creen que el aumento en los diagnósticos probablemente no se deba a un aumento en las prácticas de detección.

Desde la década de 1950, ha habido cambios sustanciales en los factores de riesgo para el cáncer anal, incluidos los cambios en los comportamientos sexuales y un mayor número de parejas sexuales, según el estudio, que aumentan la probabilidad de contraer el VPH.

La aparición de la epidemia de VIH, especialmente entre los hombres que tienen sexo con hombres, también puede haber influido en las tendencias del cáncer anal porque el VIH es un factor de riesgo.

También hay otros factores de riesgo, como haber tenido cáncer cervical o vulvar, haber recibido un trasplante de órgano o ser fumador actual.

¿Quién se ve afectado por el cáncer anal?

El estudio encontró que los casos de cáncer anal han aumentado significativamente en personas de 50 años o más.

Puede ser porque las pautas de la vacuna contra el VPH son “muy estrictas”, dijo Shaffer, limitando la protección para los adultos mayores. Cuando se introdujo la primera vacuna contra el VPH en 2006, se aprobó para personas de entre 9 y 26 años, “por lo que estos adultos mayores superaron ese límite cuando salió la vacuna”, dijo Shaffer. “Esa es una gran cantidad de personas que se perdieron la vacuna”.

Las tasas de cáncer anal también están aumentando entre los hombres negros jóvenes.

El VIH también afecta desproporcionadamente a los hombres negros jóvenes, dijeron los autores del estudio, y tener VIH es un factor de riesgo para el cáncer anal.

El estudio también encontró que el número de casos en etapa avanzada está aumentando. Esto podría deberse en parte a que el tratamiento para el VIH ha mejorado, dijo Shaffer, lo que significa que los pacientes viven más tiempo con sistemas inmunes comprometidos y que el cáncer puede haber progresado aún más en el momento del diagnóstico.

Detener el estigma

Todavía hay estigma alrededor del cáncer anal.

Marcia Cross, estrella de “Desperate Housewives”, habló sobre su diagnóstico de cáncer anal a principios de este año para ayudar a desestigmatizar la enfermedad, dijo.

“Sé que hay personas que están avergonzadas”, dijo Cross a “CBS This Morning” en junio. “Tienes cáncer. ¿Deberías sentirte avergonzado de haber hecho algo malo porque se instaló en tu ano?”.

El cáncer anal se ha vuelto “bastante tabú”, dijo Shaffer, “Creo que debido a algunos de los factores de riesgo que históricamente se han asociado con él”.

“Si las personas tienen síntomas, deben consultar a un médico porque creo que mucha gente piensa, ‘Oh, bueno, son solo hemorroides’, y no se controlan las cosas y eso podría significar que no te diagnosticarán hasta mucho, mucho más tarde”.

El cáncer anal se puede prevenir mediante la vacunación contra el VPH. Los CDC recomiendan dos dosis de la vacuna con un año de diferencia para niños de 11 a 12 años en EE. UU. También se puede vacunar a adultos jóvenes de hasta 26 años; se recomiendan tres dosis para personas de 15 años o más.

La vacuna es más beneficiosa cuando es administrada a edades más tempranas, antes de que una persona esté expuesta al VPH, pero los CDC dicen que los adultos de entre 27 y 45 años que no han sido vacunados adecuadamente pueden tomar una decisión con sus médicos sobre la vacuna contra el VPH. No se recomienda hacerlo a los mayores de 45 años que no se han vacunado, ya que las vacunas contra el VPH no tienen licencia para su uso en ese grupo de edad.

Para fortalecer los esfuerzos de prevención en el futuro, Shaffer dijo que todas las personas que califican para ser vacunadas deberían hacerlo, y que las pautas actuales de la vacuna deben estudiarse para determinar si pueden expandirse a otros pacientes.

Michael Nedelman, Lisa Respers France y Sandee LaMotte de CNN contribuyeron a este informe.

4671771221745996
-->