Debate en Cuba: intervención militar de EE.UU. en Latinoamérica

El Movimiento Cubano por la Paz y la Soberanía de los Pueblos acogerá hoy el seminario El intervencionismo militar de Estados Unidos en Nuestra América y las amenazas actuales a la paz: recordando a Granada y Panamá.

El encuentro posibilitará la reflexión sobre el empleo por Washington de la agresión armada en América Latina como método de control, de desestabilización y para apoderarse de los recursos de la región.

Asistirán como panelistas el cubano Jorge Hernández, presidente de la cátedra Nuestra América y profesor del Centro de Estudios Hemisféricos y sobre Estados Unidos (Cehseu); Otto Marrero, colaborador de la cátedra de estudios sobre el Caribe-Universidad de La Habana, y José Luis Méndez, del Centro de Investigaciones Históricas de la Seguridad del Estado (Cihse).

En la cita se analizarán como estudio de casos las agresiones militares a Granada, el 25 de Octubre de 1983, y a Panamá, iniciada el 20 de diciembre de 1989, páginas lamentables y desgarradoras de la historia latinoamericana y caribeña.

De acuerdo con fuentes históricas, Estados Unidos agredió el territorio granadino con el objetivo de, como expresó en una ocasión el líder cubano Fidel Castro, invadir el país para erradicar la Revolución y restablecer el viejo régimen en Granada.

La fuerzas invasoras encontraron unos mil 500 soldados granadinos y unos 784 cubanos, incluido el personal diplomático, sus familiares, personal médico, unos pocos asesores militares y de seguridad, y, principalmente constructores que trabajaban en el nuevo aeropuerto de Punta Salinas. En la confrontación, hubo 19 muertos y 116 heridos entre los atacantes; Granada sufrió 45 militares y 24 civiles fallecidos, junto a más de 300 soldados lesionados; mientras que Cuba tuvo 25 decesos, 59 heridos y casi 700 tomados prisioneros.

En tanto, las cifras de fallecidos del operativo militar de Estados Unidos en Panamá aún son inestimables; de acuerdo con algunas fuentes superaron seis mil los muertos, con un alto indice en la población, entre los bombardeos previos y la intervención terrestre.

Producto de este hecho sangriento se contabilizaron, además, miles de heridos, centenares de desaparecidos y pérdidas materiales millonarias.

Fuente:.prensa-latina.cu
-->