¿Cuál será el nombre del bebé real y cuándo lo sabremos?

¿Arturo, Eduardo o una sorpresa? Crecen las especulaciones sobre el nombre del bebé de Enrique y Meghan

El duque y duquesa de Sussex de Gran Bretaña son ahora padres orgullosos de un bebé. Pero aún queda un misterio: ¿Qué nombre le pondrán?

Un emocionado príncipe Enrique habló con los medios de comunicación poco después del nacimiento de su hijo el lunes y le dijo a los reporteros que la pareja real “todavía estaba pensando en nombres”.

“El bebé llegó con algo de retraso, así que hemos tenido un poco de tiempo para pensar en eso, eso es lo siguiente”, dijo Harry encantado en el castillo de Windsor.

El nombre pesa

Como nuevos padres, Meghan y Enrique, sin duda, habrán estado considerando nombres de bebés por algún tiempo y quizás ya se hayan decidido por sus favoritos.

No hay reglas reales para elegir nombres, pero a la Familia Real Británica le gusta honrar a aquellos que vinieron antes que ellos.

Los corredores de apuestas tienen a Arturo y Eduardo, así como a Felipe (un guiño al abuelo de Enrique), entre sus opciones favoritas.

“Lo más probable es que honren a los abuelos con los segundos nombres del niño”, explica Wendy Bosberry-Scott, portavoz de Debrett’s, expertos en etiqueta.

“Para un niño, los nombres Arturo, Jorge, Alberto, David y Carlos son favoritos entre los miembros de la realeza”.

También podemos contar con que el bebé Sussex tenga varios nombres. La reina Isabel II otorgó cuatro nombres a cada uno de sus cuatro hijos. El nombre completo del príncipe heredero, Carlos es, de hecho,Carlos Felipe Arturo Jorge. Mientras tanto, el nombre completo del nuevo padre, el príncipe Enrique, es Enrique Carlos Alberto David. El hermano de Enrique, Guillermo, duque de Cambridge, ha continuado la tradición de los nombres múltiples con sus tres hijos.

¿Será el bebé Sussex un príncipe?

El bebé Sussex se convertirá en el séptimo en la fila del trono, pero eso no necesariamente hace que la nueva incorporación a la familia real sea un príncipe.

El rey Jorge V, tatarabuelo de Enrique, restringió el uso de los títulos de príncipe y princesa a ciertos miembros de la familia real. Sin embargo, la reina podría intervenir para anular ese decreto, como hizo con los hijos menores de Guillermo y Catalina, la princesa Carlota y el príncipe Luis.

“Si la reina no hubiera emitido una carta patente en 2012, la princesa Carlota y el príncipe Luis ahora llevarían solo el estilo de los hijos de un duque”, dice Bosberry-Scott. “La carta patente de 2012 fue un reflejo de los próximos cambios a la Ley de Sucesión a la Corona, que en 2013 puso fin al sistema de primogenitura masculina, y significó que la princesa Carlota mantuviera su lugar en la línea de sucesión cuando nació su hermano menor”.

Bosberry-Scott dice que el bebé probablemente usará el segundo título de su padre, conde de Dumbarton.

Por el contrario, Harry y Meghan pueden optar por evitar los títulos por completo, como hizo la nieta de la reina Isabel, Zara Phillips, con sus hijas Mia Grace y Lena Elizabeth.

Bosberry-Scott dice que rechazar un título no es algo inaudito. “Ha habido ocasiones en que se ha rechazado un título, como cuando el honorable Angus Ogilvy, hijo menor del duodécimo conde de Airlie, se casó con la princesa Alexandra en 1963. Se le ofreció ser conde pero se negó”.

¿Cuándo conoceremos el nombre?

Tradicionalmente, el primero en saber de un nacimiento real es el monarca reinante. Además de la reina Isabel II, se informará a la primera ministra británica Theresa May y al gobernador general de cada nación de la Commonwealth, junto con el resto de la familia real y la familia de Meghan en Estados Unidos.

En última instancia, Bosberry-Scott dice que el nombre del bebé se anunciará “cuando Buckingham Palace decida hacerlo público”.

“Tradicionalmente, el anuncio oficial del nacimiento se coloca en un caballete justo al entrar por las puertas del palacio de Buckingham, pero hoy en día también se usan las redes sociales”.

El lunes por la tarde, en el patio de la residencia de la reina en Londres, se colocó un boletín enmarcado que anunciaba el nacimiento, sin su nombre. Y así la espera continúa.

-->