Consumo de alimentos cae 35% a causa de la inflación

El índice de precios se ubicó en 33,8% al cierre de julio, según la Asamblea Nacional

Los estudios sobre el índice de precios al consumidor elaborado por la comisión de Finanzas de la Asamblea Nacional (AN) cerraron el mes de julio con un incremento de 33,8% de inflación, con respecto a junio cuando se ubicó en 24,8%, informó el diputado Alfonso Marquina. 

En rueda de prensa el parlamentario dijo que el índice inflacionario acumulado mensual se ubicó en 1.579,2%, cifra superior a la registrada en junio cuando cerró en 1.155,0%. 

Según Marquina estas cifras reflejan una desaceleración de la hiperinflación pero que al mismo tiempo indican una reducción en el consumo. Explicó que ello se debe a que en los anaqueles están comenzando aparecer productos que estaban desaparecidos del mercado venezolano, “pero son inaccesibles por el deterioro del poder adquisitivo”. 

Afirmó que el consumo de leche en lo que va de este año se redujo en 80% y alertó que la caída afecta el desarrollo de los niños, y en cuanto al consumo de la carne de res la disminución se ubica en 80% respecto a 2012, cuando los venezolanos consumían 23 kilos y en la actualidad equivale a cuatro kilos por persona. 

“En el caso del pollo y los huevos, los reportes obtenidos por la Comisión de Finanzas de la AN reflejan una disminución del 70%”, afirmó. Marquina dijo que para el 2015, un ciudadano venezolano con un salario mínimo podía consumir hasta 22 kilos de pollo, “pero hoy en 2019 el trabajador con el mismo salario mínimo no puede disponer de cinco kilos de pollos al mes”. 

El parlamentario argumentó que el salario mínimo actual de los venezolanos, establecido en 40.000 bolívares al mes, representa el 3% de lo que se necesita para acceder a la canasta básica alimentaria. 

Según el Centro de Documentación y Análisis Social de la Federación Venezolana de Maestros (Cendas-FVM), la canasta alimentaria familiar alcanzó para el mes de junio los 2.625.578,15 bolívares, que para adquirirla se necesitan 65,6 salarios mínimos. 

Marquina dijo que se ve un aumento “cruel de la desnutrición porque los venezolanos no tienen poder adquisitivo. Hoy los venezolanos escasamente estamos produciendo el 20% de lo que se consume”. 

Dijo que la situación económica del país indica mayor escasez de productos por la incapacidad del gobierno de obtener recursos, puesto que debe enfrentar una deuda externa que sobrepasa los 170 mil millones de dólares. 

Marquina dijo que las dificultades por obtener recursos financieros se agravan debido a que la producción petrolera se ubica por debajo de los 700 mil barriles diarios de crudo. 

-->