Argentina impone un control para comprar dólares

A través de un decreto de necesidad y urgencia publicado este domingo, el gobierno de Mauricio Macri estableció que a partir de este lunes habrá que pedir autorización al banco central de Argentina para comprar dólares.

La medida será diferenciada para empresas, instituciones y ahorradores, pero recuerda a los controles para la obtención de la divisa estadounidense que se impusieron durante la presidencia de Cristina Fernández de Kirchner, hoy candidata a la vicepresidencia del país

Sin embargo, desde el gobierno aclararon que en el caso de los ahorradores o personas físicas podrán adquirir hasta 10 mil dólares mensuales -previo pedido de autorización- y podrán girar al exterior el mismo monto mensual. Además, subrayaron que no habrá limitaciones para el comercio exterior ni restricciones ni cargos extras para viajes.

Para las empresas e instituciones, en cambio, las restricciones son mayores: no podrán adquirir la divisa estadounidense para atesorar y los dólares provenientes de las exportaciones deberán ser liquidados en el mercado local en un plazo de cinco días hábiles posteriores al cobro o 180 días después del permiso de embarque.

Por el contrario, no hay restricciones para las importaciones o pago de deudas a su vencimiento, y los poseedores de títulos de deuda pública con su fecha original de vencimiento rebasada podrán utilizarlos para el pago de la seguridad social.

Según los considerandos de la norma, “ante diversos factores que impactaron en la evolución de la economía Argentina y la incertidumbre en los mercados financieros, el poder ejecutivo se vio en la necesidad de adoptar una serie de medidas extraordinarias tendientes a asegurar el normal funcionamiento de la economía”.

La delicada situación económica argentina, marcada por una inflación anual superior al 50 por ciento, empeoró luego de la dura derrota del presidente Mauricio Macri en las primarias del 11 de agosto y la posterior devaluación del peso argentino, que desde entonces y en menos de un mes ya acumula una pérdida de más del 30 por ciento.

-->