Alemania inaugura la primera autopista eléctrica

Los vehículos viajan conectados a un tendido eléctrico para cargar sus baterías.

El grupo tecnológico e industrial alemán Siemens ya ha hecho realidad parte de la primera autopista eléctrica alemana para camiones híbridos.

Desde esta semana, Alemania puso en funcionamiento el proyecto “Elisa”, la primera red de camiones híbridos que son propulsados por un carril eléctrico para reducir las emisiones de dióxido de carbono.

Al estar conectados pueden mantener sus baterías con carga.

Al estar conectados pueden mantener sus baterías con carga.

El sistema permite que estos vehículos, equipados con un pantógrafo en la parte superior de la cabina, puedan conectarse a un tendido eléctrico colocado en la autopista para poder extraer energía eléctrica y cargar las baterías que los propulsan.

Por el momento, la línea eléctrica ocupa un tramo de 10 kilómetros de la autopista A5, que va desde Langen hasta Weiterstadt, una de las más concurridas de Alemania. No obstante, está previsto que en un futuro muy próximo este proyecto se amplíe a otros estados alemanes como Schleswig-Holstein o Baden-Württemberg.

Alemania es uno de los países donde el transporte pesado por ruta es más frecuente, por lo que reducir las emisiones de este tipo de vehículos industriales es una necesidad.

El proyecto, por ahora, cuenta con 15 camiones híbridos R 450 de Scania, que van equipados con pantógrafos de Siemens, y que han sido utilizados por varias compañías de logística para poner a prueba el nuevo sistema.

El proyecto, por ahora, cuenta con 15 camiones híbridos R 450 de Scania, que van equipados con pantógrafos de Siemens, y que han sido utilizados por varias compañías de logística para poner a prueba el nuevo sistema.

La sostenibilidad del transporte por ruta es el horizonte de muchos países. Sin embargo, desarrollar este tipo de tecnología tiene un precio. El Ministerio de Medio Ambiente de Alemania invirtió 50 millones de euros para el desarrollo de las 3 autopistas eléctricas, 15 de los cuales han sido destinados en el primer tramo que se inauguró ayer.

Las primeras pruebas se hicieron en Suecia.

Las primeras pruebas se hicieron en Suecia.

En 2016, Suecia fue el impulsor de la primera autopista eléctrica del mundo, también con colaboración de Scania y Siemens. Con una inversión de 7,2 millones de euros, se instalaron 2 kilómetros de carriles eléctricos en la ruta E16, al norte de Estocolmo.

La Vanguardia

-->