Adolescente se suicida tras consultarlo en Instagram

Una joven de 16 años tomó esa fatal determinación después de que el 69% votara a favor de su muerte en una encuesta.

Una adolescente de Malasia que publicó una encuesta en su cuenta de Instagram sobre si debía vivir o morir se suicidó después de que la mayoría de sus seguidores votarán a favor de su muerte. La familia de la joven demandará a Facebook por lo sucedido.

«Es muy importante, ayúdenme a elegir entre D/L», escribió la adolescente de 16 años, oriunda del estado de Sarawak, el pasado lunes, según información de la web Astro Awani. La letra D se refiere a «death» («muerte») y la L a «life» («vida»).

La votación, trágica para la joven, arrojó un resultado indignante y a la vez preocupante: el 69% de los participantes votaron por la muerte y el 31% por la vida, según informó la policía local. La adolescente saltó desde la terraza de un edificio, supuestamente por propia voluntad.

El diputado malayo Ramkarpal Singh pidió una investigación «para evitar otros abusos en las redes sociales en circunstancias parecidas en el futuro».

«¿Estaría viva si la mayoría de sus seguidores la hubiesen disuadido de quitarse la vida?», se preguntó en un comunicado. En Malasia, las leyes  castigan la incitación al suicidio de un menor de edad incluso con la pena de muerte.

Por su parte, el ministro de Juventud y Deportes, Syed Saddiq, expresó su preocupación por la salud mental de los jóvenes en su país y afirmó que «es un problema nacional que tiene que abordarse seriamente».

En febrero, Instagram anunció que lanzará «pantallas de sensibilidad» para bloquear las imágenes de autodestrucción. La medida siguió a la muerte de la adolescente británica Molly Russell, cuyos padres creen que vio imágenes de suicidio y autolesión en la aplicación antes de que ella se suicidara en 2017, a los 14 años.

Ching Yee Wong, la encargada de comunicaciones de la red social para Asia Pacífico, transmitió su pésame a la familia, que decidió demandar a Facebook, según medios locales.

La responsable reconoció que la red social, propiedad de Facebook, tiene «la importante responsabilidad de asegurarse de que la gente que utiliza Instagram se sienta segura y apoyada».

«Como parte de nuestros propios esfuerzos, instamos a todos a que utilicen nuestras herramientas de información y a que se pongan en contacto con los servicios de emergencia si observan algún comportamiento que ponga en peligro la seguridad de las personas», agregó.

Fuente: AFP

promo
-->